ESPECIALISTAS DE HERMANAS HOSPITALARIAS ECUADOR OFRECEN ACOMPAÑAMIENTO PSICOLÓGICO A FAMILIAS TRAS ALUVIÓN EN QUITO

Tras el aluvión que sorprendió a Quito la tarde del 31 de enero de 2022, dejando una estela de escombros y dolor en los barrios noroccidentales de La Gasca y La Comuna. La intervención asistencial y el tratamiento mental de las víctimas en las primeras horas posteriores a la tragedia, fue analizado por el psicólogo Carlos David Yanchaliquín, profesional médico de la Clínica Nuestra Señora de Guadalupe.

“El estrés es un factor que puede derivar en varias complicaciones posteriores, como el estrés por fatiga o también un estrés por compasión. Este último se presenta cuando el voluntario dice: no puedo ir a descansar porque debo seguir ayudando a más personas y buscar a más sobrevivientes”, recuerda Yanchaliquín, en la entrevista que concedió en el Noticiero En Línea de Sala de Prensa.

Para él, en emergencias siempre se tiene que delegar a una persona que será el encargado de la gestión emocional de las víctimas y de quienes acudan a la zona como voluntarios, ya que existe un factor muy estresante frente a las emociones.

“Los estresores ambientales son otro factor a tomar en cuenta. A los voluntarios, por ejemplo, muchas veces los vecinos de la zona les exigen que siga en sus labores, generando una mayor tensión entre voluntarios y moradores de la zona afectada, lo que tampoco ayuda”, reseña.

El desastre que se originó pasadas las 18:00 de aquel día, tras el desbordamiento de las laderas de la quebrada El Tejado, dejó un saldo de 28 personas fallecidas y 48 heridos, muchos de los cuales fueron arrastrados por el aluvión formado por un río de lodo, rocas y troncos, mientras arrasaba con viviendas y vehículos a su paso.

Los reportes climatológicos habían pronosticado que la lluvia del 31 de enero alcanzaría los 2 litros por metro cuadrado; sin embargo, la lluvia alcanzó los 75 litros por metro cuadrado, es decir, fue un nivel tan alto de aguas lluvias que no se había registrado en la capital ecuatoriana desde el año 2003.

Para el Dr. Yanchaliquín, la persona encargada de la gestión emocional en una zona de desastre será quien designe quien va a dar un acompañamiento que alivie la carga emocional de las víctimas y mejore en la toma de decisiones.

“Incluso se debe tener en cuenta la contaminación existente en el lugar y establecer acciones de cuidado. No hay que victimizar, sino realizar una escucha activa que alivie la carga emocional, sin prometer algo que no se va a cumplir, ya que se debe proceder de forma honesta con los afectados”, recomienda.

El profesional de la Clínica Nuestra Señora de Guadalupe añadió que el manejo del estrés postraumático será fundamental en los días posteriores a la tragedia, ya que los testigos y sobrevivientes del evento deberán afrontar diversos procesos de pérdida y duelo.

“Hubo familias que no solo sufrieron pérdidas materiales, sino también la pérdida de varios familiares y amigos. Al trabajar en el duelo, se debe establecer redes de apoyo para que aprendan a vivir desde esa misma instancia. La comprensión y el manejo de esos episodios son muy fuertes”, recalca.

El Dr. Yanchaliquín recomendó, además, darle mucha importancia a la fatiga mental de los voluntarios y rescatistas. Para él, entidades como la Cruz Roja deben administrar una descarga emocional de estos actores. “Ese flujo de información es muy importante y se lo debe establecer en las siguientes 72 horas del suceso”, concluyó.

Cabe resaltar que un grupo de 10 profesionales liderado por el Dr. David Moscoso, visitaron el pasado 8 de febrero la zona de desastre para ofrecer consultas gratuitas y entregar las donaciones que la comunidad hospitalaria entregó días atrás en los centros de Hermanas Hospitalarias Ecuador.

Los afectados del aluvión fueron invitados, además, para que acudan sin costo a las instalaciones de la Clínica Nuestra Señora de Guadalupe y del Instituto Psiquiátrico Sagrado Corazón para recibir una evaluación profesional en su salud mental.

BOLETIN INFORMATIVO

HERMANA HOSPITALARIAS ECUADOR

FEBRERO, 2022

Categorías:

Hermanas h

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.